Todas las joyas EMOLO son delicadas, elaboradas a mano y con piedras naturales. ¡Son una inversión atemporal! Tratarlas siempre con el máximo cuidado, te ayudará a mantener su esplendor, brillo y a alargar su duración en buenas condiciones.

Estas son algunas recomendaciones para cuidar y conservarlas tus joyas como nuevas

EXPOSICIÓN A PRODUCTOS ABRASIVOS

Evitar siempre que sea posible el contacto directo con agua, agua de mar y agua de piscinas con cloro, así como con cualquier producto químico o perfume, para que el brillo de la pieza sea más duradero. Tampoco las sometas a cambios de temperatura bruscos, ya que las piedras naturales, pueden sufrir cambios en su color.

PH DE LA PIEL

El pH de nuestra piel puede tener un efecto nocivo en nuestras joyas. El sudor, por ejemplo, puede dañar las joyas. Recomendamos encarecidamente quitarte cualquier joya antes de ir a dormir, ducharte o antes de participar en cualquier actividad física. En el caso de que eso suceda puedes ponerte en contacto con nosotros y resolveremos tus dudas en pedidos@emolo.es

LIMPIEZA Y CUIDADO

No debes emplear limpiadores químicos que podrían deteriorar paulatinamente el baño de la joya. Si fuera necesaria una limpieza en profundidad, te aconsejamos utilizar un paño suave de algodón con un poco de agua tibia y jabón neutro, secándolas posteriormente con una gamuza dándoles ligeros toques y evitando frotarlas para no provocar el desgaste del baño de oro.

Conserva tus joyas como el primer día guardándolas en un joyero o bolsa de tela suave, de forma individual, como la que se incluye en nuestro packaging.

NOTA IMPORTANTE:

EMOLO no garantiza que el baño de oro de nuestros artículos dure para siempre. Las piezas bañadas en oro son más frágiles y susceptibles de perder el color con el paso del tiempo. La velocidad con la que va desapareciendo el color depende de múltiples factores como el uso de productos químicos en la piel, el nivel de sudoración corporal o incluso el mismo nivel de PH de la piel. Por este motivo, es especialmente importante tener un cuidado adecuado de tus joyas bañadas en oro.